sábado, 14 de febrero de 2009

ORTIGA, CHICHICASTLE. Urtica dioica L. var. angustifolia Schltdl.


Introducción
Urtica dioica es una planta ruderal, que aparece ocasionalmente en las orillas de parcelas en las partes templadas de México. Tiene pelos huecos con una punta en forma de gancho; cuando entran en contacto con la piel, se rompen; entonces el pelo tiene forma de jeringa e inyecta acetilcolina y algunas otras sustancias, que causan dolor urticante (de allí se deriva la palabra). Es desagradable, pero, salvo en algunas personas alérgicas, no hace daño.
Otros nombres comunes
Dominguilla (Jalisco), solimán (Puebla), ortiga, chichicastle (Hidalgo). Guechi-bidoo, guichi-bidu, ghuchibdu (lengua zapoteca, Oaxaca). Stinging nettle, tall nettle, slender nettle, California nettle.
Descripción botánica
Hierba perenne, a veces con la base algo leñosa. De 60 cm a 2 m de alto. Con tallo erecto, cuadrado, con estípulas de 5 a 15 mm de largo. Hojas lanceoladas a ovadas, de 5 a 15 cm de largo, ápice atenuado, borde aserrado, base cuneada a redondeada; pecíolos de 1 a 3 cm de largo. Inflorescencias axilares en forma de espigas ramificadas, agrupadas por varias generalmente más largas que el pecíolo. Flores dioicas, pequeñas y de color verde; las masculinas con un perianto de 4 segmentos y 4 estambres, las femeninas con un perianto de 4 partes. El fruto es un aquenio, ovoide, de 1 a 2 mm de largo, generalmente dispersado entre el perianto, comprimido, color café, café oscuro o café amarillento.
Origen y distribución
Esta subespecie es nativa de México, la especie Urtica dioica tiene una distribución circumpolar; la subespecie angustifolia se distribuye de Canadá a México.
En nuestro país se conoce de Chihuahua, Distrito Federal, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz.
Hábitat
Orilla de parcelas y caminos, linderos, orillas de cuerpos de agua o ríos, carreteras, jardines, lugares baldíos. Bosque tropical caducifolio, matorral xerófilo, bosques de encino, de pino y mixto de pino-encino.
Partes utilizadas
Hojas, tallos, planta entera.
Composición química
Contiene flavonoides (de acción antioxidante y antinflamatoria), sales minerales, ácidos orgánicos, pro vitamina A y C, mucílago, ácido fórmico, acetilcolina, clorofila, taninos, resina, silicio, acetilcolina, potasio, glucoquininas y una gran cantidad de clorofila (de ahí su color verde oscuro e intenso), histamina y serotonina.
La planta también posee una sustancia llamada secretina, que es uno de los mejores estimulantes de las secreciones estomacales, del páncreas y de la bilis, así como de los movimientos peristálticos del intestino.
También contiene clorofila y ácidos orgánicos, a los que se debe su marcado efecto diurético.
Propiedades de la ortiga comprobadas científicamente: los extractos son ligeramente hipoglucemiantes. Tiene pro¬piedades bactericidas y efectos favorables en los tratamientos de las afecciones de la piel.
Acción terapéutica

Nutricionalmente es de gran importancia por su riqueza en sales minerales y vitaminas que benefician a todos incluso a las personas que hacen dietas sin sal. Las ortigas contienen vitamina A y C, hierro, ácido salicílico y proteínas.
Propiedades medicinales
Analgésica, antialérgica, antianémica, antigotosa, antihistamínica, antiinflamatoria, antirreumática, astringente, colagoga, depurativa, diurética, galactogena, hemostática, hipoglucemiante
Usos reportados
La ortiga es una especie cuyas hojas eran ya citadas en los tratados medievales como remedio en los estados asociados a un déficit en la diuresis. Sin embargo, desde hace veinte años sus partes subterráneas (raíces y rizomas) son objeto de interés en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP), tal y como han puesto de manifiesto los numerosos trabajos de investigación realizados sobre ellas. Dichas investigaciones han permitido acceder al conocimiento de sus más importantes principios activos y a su actuación sobre algunos de los factores implicados en la aparición de la HBP. Por otra parte, los más recientes ensayos clínicos realizados con extractos normalizados de ortiga indican un efecto positivo sobre los síntomas urinarios asociados a la HBP. A ello se añade la gran tolerancia hacia los preparados elaborados con las partes subterráneas, ya que en ensayos a seis meses sólo un 0,7 por ciento de los pacientes mostró efectos secundarios, de escasa gravedad en todos los casos.
Impurezas de la piel. Digestiones débiles. Catarros respiratorios. Trastornos de la matriz. Artritis. Hemorroides. Diarreas. Hemorragias. Diabetes. Urticarias provocadas por mariscos. Macerada en alcohol, en lociones para el cabello (caída y caspa).
Hojas: Estados en los que se requiera un aumento de la diuresis: afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, uretritis, pielonefritis, oliguria, urolitiasis), prostatitis, adenoma benigno de próstata, hiperazotemia, hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos, edemas por insuficiencias de retorno venoso.
Diabetes, anemia por déficit vitamínicos o minerales, convalecencia. Disquinesias hepatobiliares, colecistitis, diarreas. En uso tópico: inflamaciones osteoarticulares, dermatitis seborréicas, estomatitis, faringitis, vulvovaginitis. Raíz: disuria, polaquiuria, transtornos miccionales relacionados con el adenoma benigno de próstata (grados I y II de Alken).
Contraindicaciones y precauciones
Evitar en caso de edemas originados por insuficiencia renal o cardiaca. No usar como tintura alcohólica en niños menores de 2 años y en personas en proceso de desintoxicación alcohólica. Como remedio diurético debe ser evitado por personas con problemas de hipertensión arterial, cardiopatías o insuficiencia renal, salvo por descripción y bajo control médico. La ingesta de 20 o 30 semillas produce un efecto purgante drástico
Las hojas frescas tienen una acción fuertemente irritante sobre la piel (urticante), con producción de una pápula y sensación de quemadura. La raíz, ocasionalmente puede producir molestias gástricas y reacciones alérgicas cutáneas. La cocción de las raíces puede irritar la mucosa gástrica
Los preparados de U. dioica están exentos de toxicidad tanto aguda como crónica.
Dónde conseguir o conocer las plantas de la fórmula herbolaria?
En Apizaco las puede comprar al 241 41 85 100 o verlas en vivo en el Jardín Botánico Universitario, Av. Universidad No. 1, Tlaxcala, Tlax. Visitas guiadas hablar al 246 46 223 13.
Consultas y orientación herbolaria
Citas con el Biol. Miguel Angel Gutiérrez llamar al 222 231 53 51 o 249 02 02 de Puebla, Pue o al 241 41 85 100 de Apizaco, Tlax. Correo electrónico: remediosherbolarios@hotmail.com