lunes, 15 de septiembre de 2008

TISANA PARA GOTA Y ACIDO URICO


Biol. Miguel Angel Gutiérrez Domínguez
Biol. Yolanda Betancourt Aguilar
Jardín Botánico Universitario, Facultad de Agrobiología,
Universidad Autónoma de Tlaxcala



Introducción
La gota es una enfermedad metabólica persistente, que produce un aumento del ácido úrico circulante, este se deposita en las articulaciones produciendo inflamación con dolor sobre todo en los pies y las piernas. Este problema se suele asociar también a la diabetes, obesidad y enfermedades renales.
Causas
La gota se origina por un exceso ácido de úrico en el cuerpo, bien sea por la falta de su eliminación por el riñón, por causas desconocidas, o por un aumento en su producción, asociado a un exceso de ingesta de alimentos ricos en purinas que son metabolizadas por el organismo a ácido úrico (vísceras de animales, mariscos y legumbres). El alcohol en exceso también aumenta el ácido úrico. En todo caso la alteración del metabolismo es causante de las 2/3 partes del nivel de ácido úrico circulante.
Al aumentar el ácido úrico se produce su depósito, en forma de cristales afilados, en las articulaciones, sobre todo de partes inferiores del cuerpo (pies y piernas). Este depósito produce una inflamación de las articulaciones con un dolor intenso que se llama ataque de gota agudo. Otra parte de los cristales se elimina por la orina en forma de piedras produciendo cólicos renales.
Si los ataques de gota son persistentes se producen lesiones deformantes en las articulaciones, formando los llamados tofos gotosos que producen las lesiones de la artritis gotosa crónica.
La relación con otras enfermedades crónicas como son la obesidad, hipertensión, hiperlipemia (aumento de la grasa de la sangre) y la diabetes es muy frecuente, por lo que las complicaciones de éstas también aparecen en esta enfermedad (accidentes vasculares cerebrales y ataques cardíacos).
El ácido úrico es una sustancia que forma el hígado cuando ha procesado las purinas, es decir, compuestos que contienen ciertos alimentos, como carne, pescado, vísceras, mariscos, frutos secos, embutidos, principalmente. El referido ácido no tiene utilidad en el organismo, por lo cual se desecha a través de la orina, pero cuando la eliminación no es óptima, o si su producción es muy abundante, se acumula en las articulaciones.
El contenido normal del ácido úrico en sangre es de 2 a 4 miligramos por 100 mililitros, siendo en los varones un poco más alto que en las mujeres (hasta 6.8 miligramos en 100 mililitros), pero cuando supera 7 miligramos por 100 mililitros se suscita lo que se conoce como hiperuricemia, principal detonante de la popularmente conocida “gota”, una de las enfermedades más antiguas en los registros históricos de la Medicina.
En dicho trastorno el ácido úrico excesivo se acumula y forma “vidrios” o “sales” (uratos de sodio) que suelen depositarse en articulaciones y tejidos vecinos, lo cual puede dar lugar a artritis (inflamación de estas estructuras) crónica. Como consecuencia se presenta dolor súbito en la región que afecta, mismo que por lo general se inicia en el dedo gordo del pie y continúa hacia arriba por la pierna. La enfermedad, que suele ocurrir después de los 35 años, puede presentarse en forma aislada o acompañarse, en algún momento de su evolución, de cálculos o piedras en riñones (litiasis renal úrica) y afectar la funcionalidad de estos órganos.
Alimentos productores de ácidos: carne, embutidos, pescado, huevos, queso, azúcar refinado, grasas animales, aceite vegetal refinado, dulces, cacahuetes, chicles, mermeladas, pastas alimenticias, frutos secos, café, té negro, tabaco, cacao, alcohol, lentejas, habas y soya.
-Las bebidas alcohólicas. Bloquean la eliminación del ácido úrico. Son perjudiciales sobre todo el vino blanco y la cerveza.
-Los mariscos. Son grandes productores de ácido úrico así como las carnes y vísceras que contienen purinas que se convertirán en ácido úrico.
-Las bebidas estimulantes. Las bebidas que contienen cafeína deben evitarse pues esta sustancia pertenece a la familia de las purinas.
-Las legumbres: todas las semillas de las leguminosas son productoras de ácido úrico.
-Los espárragos, acelgas, espinacas y hongos o setas. Son alimentos a evitar por su contenido en purinas y porque dificultan la eliminación del ácido úrico.
-La fructosa. Aumenta la producción de ácido úrico. -Asimismo, debe limitarse la ingesta de hidratos de carbono refinados ya que elevan la producción del ácido úrico y las grasas saturadas porque aumentan su retención.
Por el contrario, es recomendable consumir:
-Limón. Es uno de los más potentes eliminadores de ácido úrico.
-Ajos. Ayudan a eliminar muy eficazmente el ácido úrico.
-Cerezas, fresas, uva y manzana. porque son alcalinizantes y diuréticas. Se ha comprobado que 225 gramos de cerezas frescas reducen los niveles de ácido úrico y previenen nuevos ataques. Las cerezas, por su parte, son depurativas de la sangre y poseen gran poder antiinflamatorio.
-Hortalizas y vegetales crudos porque favorecen la eliminación de ácido úrico.
OTRAS CONSIDERACIONE
-Procure tener el peso adecuado.
-Controle los factores desencadenantes mencionados.
-Beba abundante agua no clorada y de baja mineralización.
-Evite la ingesta continuada de "comida rápida", precocinada, enlatada, etc.
-Haga algo de ejercicio.
-Evite el agotamiento físico y psíquico.
-Vigile el tránsito intestinal. Como apoyo al tratamiento se puede utilizar fitoterapia con acción antiinflamatoria y analgésica.

Ingredientes
2 cucharadas de cola de caballo o carricillo (Equisetum spp.)
2 cucharadas de ortiga o chichicastle (Urtica urens)
2 cucharadas de flores de manzanilla (Matricaria recutita)
2 cucharadas de árnica mexicana (Heterotheca inluoides)
2 cucharadas de hojas o frutos de pingüica (Arctostaphylos pungens)
2 cucharadas de muicle (Jacobinia spicigera)
1 cucharada de diente de león (Taraxacum officinale)
1 cucharada de frutos de sabino o enebro mexicano (Juniperus deppeana)
1 cucharada de hojas de romero (Rosmarinus officinalis)
1 litro de agua

Utensilios
1 cuchara sopera de acero inoxidable
1 licuadora
1 cuchillo de cocina
1 coladera de plástico
1 toallita de papel o tela para limpiar la mesa
1 papel filtro para cafetera
1 palita de madera
1 taza o tazón medidor de vidrio

Forma de preparación
1. Trocear y desinfectar las plantas con alcohol de caña
2. Poner a hervir el agua con los frutos de sabino, bajar la flama y añadir las demás plantas dejando por 10 minutos y tapando el recipiente
3. Colar y entibiar

Forma de empleo y dosificación
Tomar como agua de uso por quince días seguidos y tres de descanso alternando hasta ver resultados.

Precauciones o contraindicaciones
En caso de que se presente alguna irritación o molestia suspender inmediatamente el tratamiento.

COMENTARIOS A ESTA FORMULA HERBOLARIA
Si desea enviar comentarios, sugerencias, dudas o peticiones de consulta herbolaria favor de enviar sus datos completos y el asunto a: remediosherbolarios@hotmail.com