lunes, 15 de septiembre de 2008

SHAMPOO PARA OCULTAR LAS CANAS Y EVITAR LA CAIDA DEL CABELLO


Biol. Miguel Angel Gutiérrez Domínguez
Biol. Yolanda Betancourt Aguilar
Jardín Botánico Universitario, Facultad de Agrobiología,
Universidad Autónoma de Tlaxcala

Introducción
Las canas son pelos blancos que se producen por una pérdida de la funcionalidad del melanocito, que es la célula que origina la melanina. Al disminuir este pigmento el cabello comienza a blanquearse, fenómeno al que académicamente se le conoce como canicie.
Este proceso es irreversible y está estrechamente vinculado con el envejecimiento, sin embargo, también puede ser consecuencia de algunas enfermedades o de estrés laboral o emocional. La genética también es un factor muy influyente. Si los antecedentes familiares auguran una cabellera canosa, lo más probable es que sea una realidad inevitable. En cuanto a la alimentación, se ha comprobado que el consumo de productos ricos en hierro, cobre, cinc, sílice o de vitaminas B1 y B2 retarda el proceso de decoloración. Cuando los melanocitos disminuyen críticamente, el pelo se vuelve blanco a la vista. Como los folículos pilosos viven independientemente unos de otros, el encanecimiento de la cabellera se va dando por la suma de cabellos individuales que van quedando sin su color habitual.
Las canas aparecen, en promedio, a partir de los 34 años (con una oscilación de nueve años más o menos) en los caucásicos, y a los 43 (con una oscilación de 10 años más o menos) en los africanos. Entre los primeros, la literatura científica establece que, en promedio, el 50% de las personas tiene por lo menos el 50% de su cabello gris a los 50 años. Aunque sólo una de cada tres mujeres lo mantiene en ese estado Esta incidencia parece independiente del sexo y el color inicial del pelo.
La forma en que comienzan a surgir las canas en la cabeza también tiene un patrón. Se inicia a la altura de ambas sienes y continúa por la coronilla (el centro de la cabeza), para terminar poblando toda la cabellera. Cuando el proceso está más avanzado también se presentan en el vello corporal.
Un mal asociado a las canas es la canicie prematura. Ésta comienza alrededor de los 20 y 30 años para la raza blanca y negra respectivamente y, en la mayoría de los casos, tienen su origen en factores hereditarios, pero igualmente puede ser respuesta de enfermedades como anemia perniciosa o el hipotiroidismo. También se ha establecido una asociación entre el consumo de tabaco y la calvicie prematura.
Resumiendo entonces las causas más importantes de la aparición de canas serían:
* Herencia: Cuando los antecedentes personales de una persona han tenido canas, existe una mayor posibilidad de que están aparezcan
* Alimentación: Parece ser que la deficiencia de algunos minerales o vitaminas puede ser responsable de la aparición de canas.
* Estrés, las situaciones de angustia personal o estados emocionales desagradables son muchas veces los que producen la aparición de canas. Se ha comprobado como algunas personas, en circunstancias angustiosas, han sufrido encanecimientos rápidos.

Ingredientes
2 cucharadas de espinosilla o hierba de la virgen (Loeselia mexicana)
2 cucharadas de mirto (Salvia spp.)
2 cucharadas de flores de manzanilla (Matricaria recutita)
2 cucharadas de hojas o cáscara de fruto del nogal (Juglans regia)
2 cucharadas de partes aéreas de carricillo o cola de caballo (Equisetum hyemale)
2 cucharadas de ortiga o mala mujer (Urtica urens)
2 cucharadas de hojas de romero (Rosmarinus officinalis)
2 cucharadas de pulpa de sábila (Aloe vera)
1 trozo de tallo de órgano u organillo (Stenocereus sp., Pachycereus sp.)
½ cucharada de aceite de oliva o de ricino
1 litro de agua
½ litro de shampoo comercial

Utensilios
1 cuchara sopera de acero inoxidable
1 licuadora
1 cuchillo de cocina
1 coladera de plástico
1 toallita de papel o tela para limpiar la mesa
1 papel filtro para cafetera
1 palita de madera
1 taza o tazón medidor de vidrio

Forma de preparación
1. Trocear y desinfectar las plantas con alcohol de caña
2. Poner a hervir el agua con el nogal y el organillo, al empezar a ebullir bajar la flama y añadir las demás plantas dejando por una hora
3. Colar y entibiar
4. Obtener la pulpa de la sábila quitando la cáscara y molerla en la licuadora
5. Al vaso de la licuadora con la sábila añadir poco a poco la tisana o el té hasta obtener una pasta semisólida
6. Incorporar el aceite de oliva procurando que no se haga espuma
7. Vaciar a un recipiente de boca ancha mezclando con el shampoo comercial en un porcentaje del 10 al 20% (50 a 100 ml por medio litro de shampoo)
8. Envasar y etiquetar indicando una caducidad de 6 meses

Forma de empleo y dosificación
Diariamente aplicar en el cuero cabelludo una cucharada del shampoo dándose masajes suaves con la yemas por 5 a 10 minutos. Enjuagar con agua tibia. La planta que sobró de la tisana se puede moler en la licuadora y aplicarse como cataplasma en el pelo dejando actuar el mismo tiempo que el shampoo.

Precauciones o contraindicaciones
En caso de que se presente alguna irritación o molestia suspender inmediatamente el tratamiento.

--

COMENTARIOS A ESTA FORMULA HERBOLARIA
Si desea enviar comentarios, sugerencias, dudas o peticiones de consulta herbolaria favor de enviar sus datos completos y el asunto a: remediosherbolarios@hotmail.com